16 febrero 2007

Concierto en Gazteszena

Lisabö o la densidad del rock and roll


El quinteto de Irun presentó el jueves en Gazteszena su último disco, Ezlekuak, tras casi un lustro alejado de los escenarios. Su propuesta musical –dos guitarras, dos baterías y un bajo arrolladores– convierten a Lisabö en una de las bandas más atípicas y singulares de Euskal Herria. El sonido que facturan, eso sí, no es apto para todos los oídos: presididas por atmósferas densas y pesadas, sus canciones nacen, crecen, se desarrollan y mueren; sin repeticiones ni estribillos, huyendo de las estructuras al uso. Entre el público, figuraban ilustres comoFermín Muguruza. Sobre el escenario, guest starrings como Anari.

3 comentarios:

roy dijo...

Qué guapas fotos, peeping. Me gusta muchísimo la primera, la tercera y la sexta. ¿Qué tal el concierto? Supongo que mucho ruido. La verdad es que son diferentes y se agradece

Peeping Tom dijo...

Gracias por comentar, replicante.
Efectivamente, hubo mucho ruido en el concierto. Vamos, que a Lacría, que parece desaparecida en combate, no le habría gustado demasiado.
Un par de colegas que me encontré allí calificaron el espectáculo de "rallante", y mi amigo Fernando, a quien invité, me dijo que le gustaba, pero con reservas.
A mí no me entusiasmó, pero me agradó disfrutar de una propuesta interesante, tan extraña e infrecuente en el desolado páramo que es, salvando un par de excepciones, la música euskaldun del momento.
Espero divertirme más el jueves con Atom Rhumba.
¡Saludos!

Anónimo dijo...

Kaixo Fotero del Pánico.
Estoy intentando escribirte y como no consigo hacerlo de otra manera te escribo a esta sección de comentarios a ver si hay suerte.

Te escribo de la revista the balde. Me gustaría contactar contigo para hacerte una propuesta. Mi mail es koldo@thebalde.net, y el teléfono 943 44 44 22.

Si te apetece escríbeme o llámame.

Y zorionak por las fotos y los comentarios.
K