09 diciembre 2008

¿La última foto?


Réquiem por una Nikon D70s

La imagen que encabeza estas líneas es la única que pude salvar de la serie de fotos que saqué en el concierto que Mikel Urdangarin ofreció el jueves en Rentería. No era una cámara tan vieja -tenía más o menos la edad de este blog- pero mi Nikon D70s dijo "Hasta aquí hemos llegado" y procedió a hacerse el hara-kiri fundiendo sensores, espejos y obturadores.
Por eso no pude escoger las fotos que más me gustaban para colgarlas por estos pagos, sino que fue la cámara, antes de diñarla, la que eligió por mí cuál sería la única imagen que dejaría para la posteridad. Por desgracia, escogió una instantánea que, como pueden ver, no es nada del otro jueves (nunca mejor dicho). Yo diría incluso que es vulgar: está mal expuesta, tiene bastante ruido y los protagonistas no aparecen en poses excesivamente interesantes.
Una verdadera pena. Uno habría deseado mostrar una última foto más épica, más singular o espectacular. Seguramente aquel genio llamado Robert Capa también imaginó un último disparo con más fuerza que la anodina imagen que captó antes de pisar una mina en Camboya y resultar herido de muerte. Pero en esto de la fotografía el azar es, para bien y para mal, un ingrediente primordial.
Descanse en paz la D70s.

PD: Ya está en camino la Nikon D300. Mientras aguardo su llegada, el amigo Rafa me ha dejado en préstamo una cámara melliza de la difunta D70s. Mila esker, Deckard!!!

5 comentarios:

mdaf dijo...

Bueno anda, no hay mal que por bien no venga, menudo maquinón la D300.

Seguiremos las fotos con tu nueva cámara ;-)

La Maquina De Huesos dijo...

descanse en paz esa nikon
no hay mal que por bien no venga y quien sabe igual hasta te pasa a canon jajajaja en beso truchon

El Humilde Fotero del Pánico dijo...

Efectivamente, mdaf, eso pensé yo, a pesar del desembolso que voy a hacer: "No hay mal que por bien no venga".
Bone Machine, lo de pasarme a Nikon va a ser que no... ;-)

Rafa dijo...

Pues si ya hacías fotones de coniertos con una D70s no quiero ni pensar qué vas a hacer con un makinón como la D300

bitxuverinosa dijo...

una pena, con el cariño que se les coge a estos trastos. yo es que soy una sentimental...

bueno, pero si el cambio es a una d300 yo creo que sales ganando!

disfrútala!