08 mayo 2009

Rafa Herrero gana el Trofeo Argizaiola


El tipo espigado que trata de huir de la ola en la foto de arriba es Rafa Herrero, alias Deckard, un buen amigo y gran fotógrafo irundarra que mañana recibirá el Trofeo Argizaiola de la Federación de Agrupaciones Fotográficas del País Vasco por la impresionante imagen en blanco y negro que aparece justo bajo estas líneas. Se titula El hombre perplejo y es sólo una de las muchas instantáneas que se pueden admirar en su galería de Flickr. Echad un vistazo a las otras finalistas del 2009 para juzgar el nivel del premio y, si os place, leed este post salpicado de fotografías que le saqué en una escapada que hicimos a finales del pasado año a las Landas.
Zorionak, Rafa!!!


El cazador perplejo

Rafa Herrero (Irun, 1971) es una de esas personas que tienen la extraña y poco extendida costumbre de madrugar aunque no tengan que ir al trabajo. Hay quien se levanta pronto para practicar deporte, ir al monte o incluso cazar. Y curiosamente, él también es una especie de cazador, no de animales sino de imágenes, y como tal, espera paciente a tener las condiciones propicias para capturar su presa: la fotografía que más se acerque a su idea de belleza.

Como en ocasiones anteriores, aquella mañana de octubre de 2007 se colgó su equipo a la espalda y se llegó hasta un embarcadero de Azur, en las Landas. Un lugar que conocía bien y al que se había jurado volver para cumplir un objetivo largamente acariciado. Aguardó el momento perfecto y disparó su Nikon. ¡Click! Miró el visor y le pareció que la imagen de ese hombre al borde de la nada neblinosa tenía posibilidades.

Llegó a casa y la procesó en su ordenador junto a otras instantáneas que después compartió con sus contactos de Internet. A ésa decidió bautizarla con el título de El hombre perplejo . Poco podía imaginar entonces que dos años después esa fotografía se convertiría en ganadora del prestigioso Trofeo Argizaiola que entrega la Federación de Agrupaciones Fotográficas del País Vasco.

aficionado autodidacta Periodista de oficio y fotógrafo de afición, Rafa Herrero recibirá mañana en Donostia el galardón y un cheque de 600 euros. Habla del premio con humildad y cierta incredulidad, casi como si no lo fuese a recoger él, aunque anteriormente ya ha sido distinguido en algún otro certamen. Por ejemplo, en el Ciudad de Irun, donde obtuvo un cuarto premio que le permitió optar al Argizaiola. Finalmente, su fotografía en blanco y negro ha sido elegida entre 120 imágenes presentadas por 17 autores distintos.

El hombre perplejo guarda muchas similitudes con otros trabajos que pueden admirarse en su galería virtual www.flickr.com/photos/deckardfoto: el paisaje adquiere casi todo el protagonismo frente a la figura humana, que a veces parece insignificante. "Por eso le puse un título cargado de simbolismo. El hombre del embarcadero está perplejo por la dificultad de comprender el mundo que le rodea", asegura Rafa, que prefiere emplear una cita de Ángeles Mastretta para explicar el significado de su imagen: "La mayoría de las veces no entiendo el mundo, pero mis alforjas han aprendido a aceptar las preguntas como única respuesta".

Confiesa que alguna vez ha querido apuntarse a un cursillo de fotografía pero que nunca lo ha hecho por falta de tiempo. Se define como un autodidacta que ha aprovechado las facilidades de las nuevas tecnologías para desarrollar un hobby que ahora ocupa una parte muy importante en su vida. En los 90 tuvo una cámara réflex analógica, pero fue tras adquirir una digital -primero fue una Nikon D70s y ahora tiene una D90- cuando fue aprendiendo a base del legendario sistema de prueba y error, más factible y económico en la era digital. También le ha ayudado el intercambio de opiniones con otros aficionados que cuelgan sus fotos en los foros de la Red.

A pesar de su juventud artística , Herrero puede vanagloriarse de poseer un estilo reconocible, especialmente en lo que a captar paisajes se refiere. "Me gusta la fotografía de paisajes porque me permite expresar la belleza de las cosas sencillas. Por eso, muchas de mis imágenes son tan simples, con pocos elementos y mucho espacio libre", asegura, al tiempo que subraya que todo lo que pueda ser considerado "artificio" en una foto a él le sobra. "No sé si he encontrado ese estilo o él me ha encontrado a mí, pero no es algo que haga de modo intencionado", añade.

Independientemente de si se presenta a nuevos concursos, Rafa seguirá haciendo fotos e intentará aprender facetas que controla menos, como el retrato, la iluminación o las imágenes nocturnas que suele realizar en compañía de amigos. Cazar instantes le apasiona tanto que disfruta del proceso en su integridad: desde la excursión a un lugar que no conoce y quiere fotografiar, hasta "hacer marinas con los pies metidos en el agua", pasando por el retoque informático que utiliza sin complejos porque le permite, como antes ocurría con el laboratorio químico, revelar las fotos a su gusto y sin la intervención de terceros.

Ya veis que lo que dice en el reportaje sobre "hacer marinas con los pies metidos en el agua" es rigurosamente cierto. El que quiera buenas fotos, que se moje el culo. O al menos los pinreles...

3 comentarios:

ajorgepascua dijo...

Felicidades a Rafa por el merecido premio y a ti por el articulo, el siguiente premio para el humilde fotero del panico.

argindar dijo...

Que dos se an juntado...

Zorionak Rafa por ese premio y a Juan por la entrevista y las fotos, pero que tenga cuidado rafa con el agua del mar... se de lo que hablo...


AIooo

Rafa dijo...

Como díría el Señor Lobo, vamos a dejar de chuparnos las p...
Muchas gracias humilde, mira que te he pedido esas fotos un montón de veces y es la primera vez que las veo. Buen partido sacamos a esa salida sí...
Gracias Aitor y Dabid, por las felicitaciones.

Por cierto, me estoy dando cuenta que como no abra más el trípode, mi cámara va a acabar haciendo submarinas como la de uno que yo me sé...